domingo, 6 de enero de 2013

 [...]

- ¡Conocimientos sí, tengo un millón de conocimientos en la punta de los dedos! + Y nada significan, porque nada que valga la pena puede ser entendido por la mente. Todo lo que es verdaderamente valioso tiene que entrar por una abertura distinta, y perdona lo desagradable de la imagen.
(Yo creo que el cerebro es el más sobrevalorado de los órganos)


No hay comentarios:

Publicar un comentario