viernes, 27 de abril de 2012

Un día cualquiera;un día cualquiera te levantas. Ya no queda nadie en casa, y no tienes clase hasta las 3. Te propones aprovechar la mañana, ver cuanto tiempo queda y las mil cosas que tienes que hacer. Con éstos buenos propósitos pones en marcha la cafetera, mi cafetera que tiene más de 30 años pero que me encanta, el café sale delicioso y sigue funcionando perfectamente. Así que, para que comprar una nueva?
le vas dando sorbos al café e intentas desayunar algo, y te pones en marcha. Entonces, hay dos tipos de días. Unos, en los que acabas pronto y puedes salir a hacer algo, porque el sol de la mañana es mejor que el de la tarde. Pero otros, que me subo por las paredes, que no hay tiempo, NO ME DA TIEMPO, JODER. Y entonces como en 5 mins, y salgo de casa, y voy corriendo a la uni, y llego tarde, como siempre, sin aliento. busco sitio, menos mal que como siempre, me han guardado.
Y entonces llega el viernes, y el fin de semana, POR FIIN, y vives.


le soleil le bonne jour la musique les personnes surtout les personnes 
that's what makes me feel alive

No hay comentarios:

Publicar un comentario